martes, 12 de julio de 2011

LA ESCUELA ANTIGUA EN LA MONTAÑA DE RIAÑO

La escuela antigua era una sala grande. Al fondo estaba la mesa del maestro y la estufa de carbón. Detrás, en la pared, una pizarra grande, la foto del Jefe del Estado y un crucifijo. En ésta, ambientada en los años 30 del siglo XX, la foto es del rey Alfonso XIII. Todas las paredes tenían un zócalo de color oscuro para evitar la suciedad. En las paredes colgaban mapas. Podía haber también un esqueleto para estudiar el cuerpo humano.

Las mesas eran pupitres para dos chicos. Las niñas estaban en otro aula. El tablero estaba un poco inclinado hacia ti, y arriba había una repisa con agujeros para colocar los tinteros de cerámica que encajaban en los agujeros del pupitre. El papel era caro y los rapaces(niños) llevaban en la cartera una pizarra pequeña de piedra, enmarcada en madera. En ella escribían con el pizarrín, que era una barrita de yeso blanco. Cuando querían borrar echaban el aliento y limpiaban con un trapo. 

Entonces no se conocían los bolígrafos. Se escribía con lápices o con las plumas, un palo con una boquilla en la punta, en la que se metía la plumilla o plumín. Cada borrón en el cuaderno equivalía a un cachete del maestro.

Hoy los maestros no pegan. Entonces sí, pero los cachetes no dolían. Peor era cuando el maestro empleaba el palo y te arreaba  en la palma de la mano, o en el culo, y dolía un rato. Cuando las veíamos venir, algunos se untában las manos con ajo y así picaba menos. En aquélla época se decía que “la letra con sangre entra”. Otras veces el castigo era ponerte de rodillas y con los brazos en cruz.

Otros materiales utilizados eran las figuras geométricas de madera, los plumieres de madera, el compás de madera, el microscopio, o las medidas de capacidad.

video

3 comentarios:

  1. ¡¡QUE BUENO!! ¡¡ Y GRACIOSO!! Sois unos artistas paisanos. Estoy deseando verlo. Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. muy guapo,me prestara asgaya velo cuando ande por alli.
    estaria bien un mapa de las regiones de la epoca,aunque igual no pasa la censura.

    ResponderEliminar
  3. Este sábado día 16 de Julio Algunos amigos del motoclub LA FRONTERA visitamos el museo de RIAÑO. Mi más sincera " Enhorabuena" por el gran trabajo realizado, la exposición es impresionante, curiosa y muy completa. Recomiendo a todas las personas que quieran recordar como se vivía en tiempos pasados, visiten esta extraordinaria exposición.
    Muchas gracias a la chica que nos atendió en la entrada, y a Pedro Luis que nos explicó perfectamente las costumbres de la zona con todo lujo de detalles. Y no me extraña; ya que es uno de los artesanos del museo. De nuevo "ENHORABUENA Y GRACIAS POR TODO.
    Rosa.

    ResponderEliminar