martes, 7 de septiembre de 2010

ESTELA FUNERARIA MEDIEVAL(año 1023 d.C.)

Arando en su tierra propia Rufino de la Fuente hacia el año 1950, descubrió las lizazas de esta ermita y junto a ella, una piedra con una inscripción cristiana al parecer.
Es la ermita de los Santos Justo y Pastor situada como a unos 500 metros antes de llegar al pueblo de Barniedo de la Reina por encima de la carretera subiendo y que actualmente se conoce en el pueblo con el término de tierras de San Pastor. Esta ermita deja de existir ya en el siglo XVIII.
De nuevo, una inscripción sobre piedra es fuente de la más vieja historia de nuestro Valle. En cuanto a la fecha de la inscripción, restando a la de 1061 los 38 años de desfase correspondientes a la era hispánica, resulta el año 1023.
El padre Bernardino Pérez Díez, natural de Barniedo, agustino que residió en Perú, en su obra Tierra de la Reina publicada en Bilbao en los años cincuenta, traduce así la inscripción:
ADRIANUS PERECIÓ(O CAYÓ) ALLÍ EN LA ERA 1061. JUAN PRESBÍTERO.
Pocos años después del hallazgo, 1955, Víctor González conocido en la Montaña como el Tío Vitor de los Tordos compró la estela a Rufino por 250 pesetas para entregársela como presente al ingeniero bilbaíno Antonio Aguirre Andrés con el que trabajaban en la construcción del puente de Remolina.
Ahora, gracias a la generosidad de la familia de Antonio Aguirre, especialmente a su hija Esperanza, esta preciosa y singular estela medieval de ¿ADRIANUS?,vuelve a casa para formar parte de la colección del Museo Etnográfico Comarcal de Riaño
Las primeras gestiones de Evelio González Miguel , apasionado investigador de la historia de la Montaña de Riaño en colaboración con el Ayto. de Riaño, y Alfonso González Matorra, han dado después de tres años el fruto deseado.
Actualmente Evelio González Miguel está llevando a cabo su concienzuda investigación sobre el texto e historia de la estela medieval.

1 comentario:

  1. Interesante porque es de factura local, sin duda. La inscripción está hecha por una persona que desconocía los fundamentos del arte epigráfico, que no estaba habituado a escribir sobre piedra y que no sabía mucho latín. Parece que lleva una invocación monogramática al inicio. Lo que no tengo tan claro es que el nombre del difunto sea “Adrianus”. Tampoco parece que la fecha sea la era de 1061, más bien parece 1161. Habría que asegurarse bien con el original delante.

    ResponderEliminar